Detuvieron al cuarto implicado en tortura a la periodista Lydia Cacho

Aún permanecen prófugos el empresario Kamel Nacif y el ex gobernador priista de Puebla Mario Marín

La Fiscalía General de la República (FGR) detuvo en Cancún a Miguel Mora Olvera, ex agente de la policía judicial del estado de Quintana Roo, por su presunta responsabilidad en la comisión del delito de tortura en contra de la periodista Lydia Cacho en hechos ocurridos en 2005.

La dependencia dio a conocer esta captura se suma a la de otros tres presuntos responsables de haber actuado en contra de la también escritora y se trata de: José Mex comandante de la Policía estatal de Puebla, detenido en octubre de 2017 y sentenciado a cinco años y tres meses de cárcel, Alejandro R, quien era policía en activo en la fiscalía poblana cuando fue detenido en 2018.

El tercero es Juan N, quien en diciembre de 2005 ocupaba el cargo de Comandante de la Unidad Especializada en Cumplimiento a Mandamientos Judiciales, de la Procuraduría General de Justicia de Puebla y fue aprehendido en abril de 2019 en el municipio de Ixtapaluca, Estado de México.

Mora Olvera quedó recluido en el Centro de Reinserción Social Cancún, en donde fue puesto a disposición del juez que libró el la orden de aprehensión en su contra

La orden de aprehensión fue concedida a la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de expresión de la FGR que la cumplimentó el martes.

El ex judicial aparece en la lista de ex funcionarios en contra de quienes se libró una orden de aprehensión en abril pasado por la tortura cometida en agravio de Lydia Cacho, cuya casa fue allanada y sus mascotas envenenadas en agosto, motivo por el cual la periodista se fue del país.

Al parecer Mora Olvera se desempeñó como escolta de la entonces fiscal especial en Delitos contra la Mujer del estado, Guadalupe Reyes Pinzón, cuando se intentó detenerlo por primera vez en noviembre del 2018, en Cancún, lo cual fue impedido por la propia funcionaria.

El 16 de diciembre de 2005, Lydia Cacho fue detenida y torturada por elementos de la policía de Puebla y de Quintana Roo, debido a que era acusada por la supuesta comisión de los delitos de difamación y calumnias.

Estos cargos fueron presentados por el empresario textilero Kamel Nacif, conocido como “El Rey de la mezclilla”.

Facebook Comments
Please follow and like us:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *